PRIMA FACIE: LAS PRIMARIAS FUERON UN DIA DE FIESTA

Prima facie las primarias simultáneas celebradas el domingo 6 de octubre fueron una “fiesta de la democracia”, pero también que representaran un alto costo económico y emocional que pagaremos los ciudadanos.

Según los datos preliminares solo la Junta Central Electoral gastó más de Dos Mil Millones de pesos, ello no incluye el gasto que los partidos políticos han tenido durante su campaña interna, ya que aunque existe un sistema de financiamiento estatal para los partidos políticos para evitar dinero espurio en los procesos electorales, los partidos hacen caso omiso a la ley y siempre utilizan dinero de donde venga, máxime si se está en el gobierno, lo que incluye el dinero de los impuestos del ciudadano para uso particular de los políticos.

Estrenar un sistema de voto computarizado, una ley de partidos políticos y unas primarias simultáneas de los dos partidos políticos más importantes del espectro político, fue un desafío extraordinario para las autoridades electores y de costo económico exorbitante para el país.

Prima facie queda claro que nuestra democracia descansa en los impuestos que pagamos los ciudadanos, de hecho el costo de la democracia siempre lo ha pagado quienes pagan impuestos. A pesar de eso experimenté la sensación de que sería fabuloso mantener el país en primarias permanentes, pues se observaron acontecimientos inimaginables durante estos últimos días. Casi aluciné con la canción “fiesta” de Joan Manuel Serrat que dice “Gloria a Dios en las alturas, recogieron las basuras de mi calle ayer a oscuras y hoy sembrada de bombillas…, Hoy el noble y el villano, El prohombre y el gusano bailan y se dan la mano sin importarles la facha”.

El hecho de que durante más de 72 horas no sufrieron apagones muchas ciudades que solo recibían 8 horas de energía eléctrica cada 24 horas; el precio de combustible no aumentó, a pesar de que aumentaron los precios internacionales del petróleo y el dólar; hubo abundante recursos económicos en las calles, sin acontecimientos que justificaran la fluidez de dinero.

Es así que sería importante saber que pasará una vez terminada las primarias. Ahora seguirá la fiesta de la democracia, aparentemente un candidato del gobierno se impuso en las primarias internas del partido que gobierna, el “Delfín” del presidente realizo una hazaña que dejó sorprendido a muchos, sobre todo a aquellos que no saben con claridad que el presidente Danilo Medina es un estratega político astuto, máxime si tiene la oportunidad de utilizar el dinero del Estado a sus anchas, pero aun así no se puede negar que fue que por los resultados fue exitosa. Pienso que seguiremos gozando de cierta abundancia durante el periodo que se avecina, pues faltan siete meses para las elecciones presidenciales del año 2020 y solo cuatro meses para las municipales del próximo año, implica que para lograr mantener un gran número de candidatos ganadores, el partido de gobierno seguirá invirtiendo los recursos económicos para mantener el poder congresual, municipal y ejecutivo para el próximo año.

Al final quienes pagarán el costo de las primarias y las elecciones venidera seremos los ciudadanos, pues luego de pasada la fiesta, regresarán los apagones, aumentarán los combustibles, los productos de primera necesidad, en fin volveremos a la realidad, la cual prima facie parecería que nos cambiarían la vida para mejor.

En conclusión las cosas seguirán igual, seguiremos pagando lo que gasta el Estado en elecciones y los políticos seguirán gastando lo que pagamos en impuestos para sus apetencias personales. Después del 20 de mayo del 2020, otra vez a la realidad como sigue la canción de Joan Manuel Serrat “Y con la resaca a cuestas vuelve el pobre a su pobreza, vuelve el rico a su riqueza y el señor cura a sus misas. Se despertó el bien y el mal. La pobre vuelve al portal, la rica vuelve al rosal, y el avaro a las divisas. Se acabó, el sol nos dice que llegó el final, por una noche se olvidó que cada uno es cada cual”. Vamos bajando la cuesta que se acabo la fiesta.

Dar su opiníon

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.