Conversaciones venezolanas avanzan en la República Dominicana

Hoy es el segundo y último día de reuniones entre los representantes del gobierno venezolano y los partidos de la oposición que tienen lugar en la República Dominicana.

Las partes esperan que las discusiones ayuden a desarrollar la economía de Venezuela y mantengan la paz luego de que las fuerzas de la oposición estallaran en protesta en abril pasado, dejando más de 100 muertos.

El presidente dominicano, Danielo Medina, de quien no se esperaba que participara en esta ronda de conversaciones, llegó hoy para ayudar a mediar en los diálogos que cobraron impulso en septiembre pasado.

Mientras las conversaciones se reanudaron ayer después de un breve paréntesis, el canciller dominicano Miguel Vargas, un mediador principal, dijo: “Ambas partes han demostrado un fuerte compromiso con el diálogo” y señaló que espera poder irse hoy con un “acuerdo definitivo” para la reconciliación.

El ex primer ministro español José Luis Rodríguez Zapatero y los cancilleres de Chile, México, Bolivia, Nicaragua y San Vicente y las Granadinas están ayudando a negociar las conversaciones.

Representan al gobierno venezolano Delcy Rodríguez, presidente de la Asamblea Nacional Constituyente, ANC, y el ministro de comunicación e información, Jorge Rodríguez.

Julio Borges (R), presidente de la Asamblea Nacional de Venezuela y legislador de la coalición venezolana de partidos de oposición (MUD), llega a una tercera ronda de conversaciones con delegados del gobierno del presidente Nicolás Maduro, en Santo Domingo, República Dominicana el 11 de enero de 2018. REUTERS / Roberto Guzman

La oposición ha enviado a Julio Borges, del partido de derecha Justice First, como uno de sus delegados, junto con Enrique Márquez, del partido New Times.

El gobierno venezolano está solicitando a la oposición que acepte la legalidad del ANC, que sesionó en agosto de 2017. También quieren que fuerzas de la oposición y electores ayuden a levantar las sanciones impuestas por el gobierno de los Estados Unidos.

La oposición quiere que el gobierno del presidente Nicolás Maduro reconozca a varios de sus partidos dentro del ANC, a pesar de no haber participado en las elecciones municipales nacionales de octubre pasado. También quiere que el gobierno abra el país a la “ayuda humanitaria”.

Luego de las conversaciones de diciembre entre las dos partes, el presidente Medina dijo que el gobierno y la oposición “declaran que ha habido un progreso significativo en la búsqueda de un acuerdo que resuelva pacíficamente la situación en Venezuela”.

No estuvo presente en la primera de las negociaciones de 2018 el ex negociador principal de la oposición, Timoteo Zambrano. Zambrano, un miembro de la Asamblea Nacional, renunció la semana pasada después de que aparentemente fue “censurado” por otros partidos de oposición por “colaborar” con el gobierno.

“He sido censurado por algunos delegados de la oposición en las negociaciones de la República Dominicana… por esta razón, estoy renunciando a mi cargo”, dijo a los periodistas la semana pasada.

Dar su opiníon

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.