“Un respiro…”

-No lo pensó dos veces, bueno, sí! Sí! Lo pensó.

Optó por dejar descansar su pie derecho pues, pisar constantemente esos dos pedales automovilistico, y respirar aquel aire provocado por la revolución del motor, la tenian un poco agotada… más la necesidad de refugiarse en unos de sus lugares preferidos para… para pensar y jugar entre el “coqueteo” y el “encanto”, un restaurant.

Sus pulmones les exijian aire natural y así lo hizo.

Empezó por recorrer aquellas calles que le hacian recordar lo simple, aquellos sueños que sobre la agenda estaban, su pelo suelto que con la brisa jugaba… y respiraba, buscando entre los suspiros revivir aquel tiempo, con la finalidad de despertar la musa para plasmar unas cuantas letras, nada más! Solo eso!

Llega al lugar. Como de costumbre, elije la mesa con la luz más ténue y… empieza la acción entre el encanto y el enigma que causa aquella chica tan… tan rara!…

-Buenas noches (le dice un joven)

-Hola! (Aprovechó que el lugar estaba un poco vacio y…)
Puedo pedir una música, por favor!!

-Por supuesto!

-Gracias! “Siete Crisantemos” por favor!

-¿Joan Manuel Serrat?

-(Ella sonrie y…) No, para nada, Dios libre! Joaquin…

-Sabina! Ya se quién es usted. Su mozo está de vacaciones y me encargó atenderla bien!

-Uhmmm! Vamos a ver que tal le va conmigo. Le adelanto que soy exigente hasta con..

-La copa sobre servilleta, un boligrafo cerca, Patrón Café, Moscato, nueces, agua en botella… ¿Qué más?

-Ella sonrie y…

… Ella, acostumbrada a esas “situaciones” de “intriga”, rompe el hielo diciendo:

– ¿Y que tal el día?, ¿Busy o no?

-(El mesero sonrie, porque entendió el corte que le hizo).
Ahí, más o menos! Le pongo la canción y ya vuelvo. ¿Siete qué?

-Crisantemos. De Sabina ok! Joaquin Sabina (y sonrien).

Mientras, le tira otro vistazo al lugar, observa el desempeño de los empleados, los colores, los cuadros, diseños, y…

  • -Buenas noches querida! Cuanto tiempo! (Una voz masculina, detrás de ella)…

Dar su opiníon

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.