RAMFIS TRUJILLO TRAS LA PRESIDENCIA DE LA REPÚBLICA EN 5 PÁRRAFOS

El miércoles pasado mientras salía de una audiencia de la Corte de Trabajo del Distrito Nacional, recibí una llamada telefónica de un familiar, quien me consultaba en mi condición de abogado, que en una conversación que este sostenía con algunos compañeros de trabajo los cuales se cuestionaban entre sí, acerca de la legalidad o no de las aspiraciones presidenciales de Ramfis Domínguez Trujillo, nieto a la sazón del dictador Rafael Leonidas Trujillo Molina, de si resultaba constitucional o no sus intenciones de presentarse como candidato a la presidencia de la República en el año 2020, y las posibles implicaciones que surgirían por su lugar de su nacimiento.

De manera rápida respondí a la inquietud sin especificar argumentaciones profundas de tipo legal acerca de lo viable o no de esta candidatura. Más adelante en el trayecto fui analizando algunas cuestiones que pudieran servir como marco de referencias para en 5 párrafos poder dar respuestas a estas inquietudes.

Fuera de las posiciones de carácter históricas, sociales, culturales o de otra índole que pudieran suscitarse con la figura de Ramfis Domínguez Trujillo, nuestro razonamiento versará en el contexto legal de sus pretensiones ya anunciadas, circunscribiéndome a la Constitución de la República, y a la Ley Electoral vigente, para saber que nos dicen al respecto.

Desde el punto de vista constitucional, resulta inminente conocer cuál es su status legal, mejor decir, la nacionalidad que acuña. Según las informaciones aparecidas en los medios de comunicación y posteriormente ratificada por el, Ramfis Domínguez Trujillo nació en los EE.UU, de padre y madre dominicana, ante este contexto y a la luz del artículo 18 numerales 1 y 2 de la Carta Magna, Ramfis Domínguez Trujillo, adquiere derecho de presentarse como candidato a la presidencia de la República, por lo que las disposiciones contenidas en el párrafo único del artículo 20 de la ley sustantiva no le son aplicables, siempre y cuando este haya demostrado haber adquirido la nacionalidad dominicana en el marco del artículo 11 de la antigua Constitución del año 2002.

Ahora conforme a la ley electoral vigente, siempre y cuando esta no sea modificada, si la propuesta de candidatura de Ramfis Domínguez Trujillo, es inscrita por un partido político reconocido y esta cumple con los requisitos señalados en los artículos 67, 68, 69 y 70 de esta legislación, es a la Junta Central Electoral única y exclusivamente por extensión del artículo 73 a quien le corresponde definir si la candidatura propuesta anteriormente reúne las condiciones de admisibilidad o no.

Dar su opiníon

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.