Nota cultural –Recordando a Octavio Paz

 

Un día como hoy, 19 de abril de 1998, murió, a los 84 años de edad, Octavio Irineo Paz Lozano, en Ciudad México, México. Fue un destacado poeta y ensayista mexicano, considerado como uno de los escritores latinoamericanos más influyentes del siglo XX. En 1990, recibió el Premio Nobel de Literatura. Además, recibió otros importantes premios, nacionales e internacionales. Su obra cumbre, “El laberinto de la soledad”, es un ensayo que procura descubrir el perfil psicológico y moral del mexicano, que trata de encontrar su propia identidad.

Conforme al diario mexicano “El Universal”, en la sección “Cultura”, de la versión digital del 11 de octubre de 2017, en una amplia y detallada investigación, concluyó que las cinco mejores obras de Octavio Paz son: 1) El laberinto de la sociedad (1950); 2) Piedra de Sol (1957); 3) Sor Juana Inés de la Cruz o las trampas de la fe (1982); 4) La Llamada doble (1993); y 5) La hija de Rappaccini (1956). Cabe señalar que hay que leer, volver a leer y recomendar las obras de Octavio Paz. De lo contrario, estaremos en deuda con la literatura.

Termino esta nota con un pensamiento de Octavio Paz, cito: “Las masas humanas más peligrosas son aquellas en cuyas venas ha sido inyectado el veneno del miedo…. del miedo al cambio”.

Las declaraciones y opiniones expresadas en este artículo son de exclusiva responsabilidad de su autor y no representan necesariamente el punto de vista de PINCELADASGLOBALES.

Dar su opiníon

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.