NOTA CULTURAL —Recordando a Isaac Newton

Un día como hoy, 4 de enero del 1643, nació Isaac Newton, en Lincolnshire, Inglaterra. Fue un matemático, físico, filósofo e inventor inglés, que pasó a la historia por haber planteado la famosa ley de la gravitación universal y por sentar las bases de la mecánica clásica con las leyes que llevan su nombre. Además, dejó un legado importante en sus estudios sobre la naturaleza de la luz. En el área de las matemáticas, además de su famoso binomio que lleva su nombre “el binomio de Newton”, comparte el mérito con Gottfried Leibniz de haber desarrollado el cálculo integral y diferencial.

Newton, considerado por muchos como el científico más grande de la historia de la humanidad, fue el primero en llegar a la conclusión, y demostrar, que las leyes naturales que gobiernan el movimiento en la Tierra son las mismas que gobiernan el movimiento de los cuerpos celestes. En su famosa “Philosophiae Naturalis Principia Mathematica” (1687) enunció la Ley de la Gravitación Universal y las leyes del movimiento. Es muy grato recordar las leyes de la dinámica que nos enseñaron en la educación preuniversitaria: 1) La primera ley de Newton, ley de la inercia: “Todo cuerpo permanecerá en su estado de reposo o movimiento uniforme y rectilíneo a no ser que sea obligado por fuerzas externas a cambiar su estado”; 2) Segunda ley de Newton, ley de la interacción y la fuerza: “El cambio de movimiento es proporcional a la fuerza motriz externa y ocurre según la línea recta a lo largo de la cual aquella fuerza se imprime”; 3) Tercera ley de Newton, ley de acción-reacción: “Con toda acción ocurre siempre una reacción igual y contraria; las acciones mutuas de dos cuerpos siempre son iguales y dirigidas en sentidos opuestos”.

Termino esta nota con un pensamiento de Isaac Newton, cito: “Construimos demasiados muros y no suficientes puentes”.

Las declaraciones y opiniones expresadas en este artículo son de exclusiva responsabilidad de su autor y no representan necesariamente el punto de vista de PINCELADASGLOBALES.

Dar su opiníon

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.